side-area-logo

La transformación de Los Ángeles

La transformación de Los Ángeles

Buscar en Google imágenes de drone de Los Ángeles es ver una sucesión de amplias autopistas que dividen la ciudad como profundas heridas.
El famoso letrero de Hollywood queda relegado un poco más abajo y de lugares emblemáticos de la urbe como el estadio de los Dodgers o Disneyland no hay registro en las primeras páginas.

Si una imagen de congestionamiento vial ha dado la vuelta al mundo es aquella de un highway de más de 12 carriles completamente detenido. Los Ángeles fue una ciudad que se construyó para los autos.
Sin embargo, desde hace cuatro años ha comenzado un proceso de transformación para regresar la ciudad a sus habitantes… y luchar contras esos kilométricos y célebres atascos.

En 2015, el Ayuntamiento anunció su nuevo plan de movilidad en el que se incluyeron cientos de kilómetros de vías ciclistas, carriles compartidos bus-bici, la mejora y ensanchamiento de aceras y una clara apuesta para mejorar el transporte público con fecha final en 2035.
Este proyecto nace bajo la premisa de reducir a cero la tasa de mortalidad por accidentes de tránsito y cambiar la forma en la que se vive la ciudad.

En aquel año, el concejal Mike Bonin, se refirió al modelo urbano de Los Ángeles como una “herencia vergonzosa” y comentó que este plan busca “conseguir que más gente tenga derecho a moverse a pie o en bicicleta sin temor a ser arrollada por un coche”.

Ya para 2017, el alcalde Eric Garcetti, aseguró que su objetivo era “ser la capital mundial de la tecnología del transporte” en una ciudad diseñada para los autos y donde el 70% de los viajes al trabajo se hacen este modo cada vez más obsoleto.

Incluso, los habitantes de esta inmensa urbe aprobaron un impuesto a las ventas para financiar proyectos de transporte durante los próximos 40 años, conocida como Medida M y que espera recaudar más de 120 mil millones de dólares.

En 2016 se inauguró la segunda fase de la Línea Expo del metro y para este año está programada la apertura de la Línea Crenshaw para conectar la zona sur de Los Ángeles con el centro y el aeropuerto.

Para el año 2027 se espera terminar la extensión de la Línea Púrpura y otros proyectos para llegar a la justa olímpica de 2028 que se llevará a cabo en esta ciudad con un total de 28 proyectos de transporte público masivo y de micromovilidad.

Una ciudad tan centrada en la movilidad en automóviles particulares como Los Ángeles ha decidido cambiar su rumbo y apostar por una movilidad urbana sostenible, resiliente, limpia y eficiente.

En el Área Metropolitana de Monterrey aún estamos a tiempo de evitar el colapso del tránsito si actuamos rápido y decidimos, como Los Ángeles, cambiar el rumbo de nuestras políticas de movilidad.

Comments
Share
Editor A Movernos Mejor

Leave a reply